¿Sufres de Insomnio?

¿Te ha pasado que hay noches que te cuesta quedarte dormido? ¡A mí si! Y éso de dar vueltas como loca en la cama mientras veo como pasa el tiempo, en verdad no es nada lindo. Y es que el trastorno de sueño  es más frecuente de lo que creemos. Consiste en una reducción de la capacidad para dormir, pudiendo manifestarse de diversos modos que dan lugar a diferentes tipos de insomnio: soluciones-para-el-insomnio

  • Insomnio de inicio: problemas para iniciar el sueño en menos de 30 min.
  • Insomnio de mantenimiento: Problemas para mantener el sueño, produciéndose despertares nocturnos de más de 30 min o despertando definitivamente de manera precoz consiguiendo un tiempo de sueño escaso.

La falta de sueño afecta de modo negativo nuestra vida, provocando deterioro social, ocupacional o de otras áreas importantes. El número de horas de sueño necesarias varía de una persona a otra, aunque la media es de 7 hrs y media. Según el tiempo, el insomnio puede ser: temporal  o crónico.

Hay diferentes razones por las que tengamos problemas para dormir, entre las que encontramos enfermedades metabólicas y hormonales, neurológicas, reumatológicas, digestivas, cardiovasculares y todas aquellas que pueden interrumpir el sueño por dolor, el embarazo y la menopausia. Recordemos que el estrés, la ansiedad y el miedo pueden también ser motivos  de dificultad para conciliar el sueño. image-php

Si buscamos acabar con ésto debemos fijarnos en tres puntos: cambio de conductas, cambio de pensamientos y reducción de la activación.

  • Regula la hora de acostarte y levantarte. Esto genera un “déficit de sueño”, y cuando se realiza de manera continua, obliga a los centros cerebrales responsables del sueño a reprogramarse y crea una forma de descanso más profunda y continua. Esto lo conseguiremos:
  1. Limitando el tiempo que pasamos en la cama a la cantidad de hrs que realmente dormimos.
  2. Manteniendo regular la hora de levantarnos.
  3. Eliminando las siestas durante el día.
  • Reduce las actividades que interfieren. El objetivo principal es asociar cama-hora de acostarse-entorno con sensación de relajación, somnolencia y sueño,para ello:
    1. Acuéstate sólo cuando tengas sueño.
    2. Si no puedes conciliar el sueño después de 15 min, levántate de la cama, sigue relajándose y vuelve a acostarte de nuevo únicamente cuando tengas sueño. Repite tantas veces como sea necesario. Si no sientes sueño, realiza fuera del dormitorio algúna actividad monótona y aburrida que no exija concentración, ni resulte interesante para ti.
    3. Utiliza la cama y el dormitorio solamente para dormir. No mires tv, no escuches radio, ni comas o leas.
    4. Influye tu estilo de vida: dieta, deporte, horario regular, limitar el tabaco y las bebidas alcohólicas.woman in bed rude awakening tired exhausted
  • Valora la actitud y creencia  del sueño e insomnio. La manera como la gente piensa sobre un problema concreto puede tanto aligerarlo como agravarlo. Lo que piensas también afecta lo que sientes y lo que haces. Las preocupaciones excesivas y el malestar emocional no son precisamente inductores del sueño.

Con ésto podemos ver que si cambiamos algunas rutinas podemos ayudar a nuestro cuerpoa conciliar el sueño de manera más rápida y de una forma más reparadora. ¡Así que a dormir!

¿Sufres de Insomnio?

Receta: Helado Casero de Frutos Rojos

¿Sufres de Insomnio?

¡Ten un día especial!

Newer post

Post a comment