Sopa antioxidante de remolacha, zanahorias y sésamo

La remolacha y las zanahorias son alimentos que contienen grandes cantidades de antioxidantes, limpian el cuerpo de toxinas contribuyendo al buen funcionamiento de la sangre y por esta razón son tubérculos que combaten directamente el envejecimiento.

meditation-264508_1280

Tiempo de preparación: 30 minutos

Porciones: Para dos personas

Ingredientes

  • 1 cebolla roja
  • 2 cm de Jengibre fresco
  • 500g de remolacha
  • 200g de zanahorias
  • 3 cucharadas de aceite de olivas
  • 3 cucharadas de Tamari (salsa de soya japonesa)
  • 600ml de caldo de verduras
  • 1 cucharadita de raspadura de cáscara de limón
  • 6 cucharadas de crema de coco (también puede usarse crema de soja)
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo
  • Sal marina, pimienta recién molida y perejil al gusto

Antes de comenzar con la preparación, recordemos lavar muy bien los alimentos. Por supuesto intento siempre conseguir alimentos orgánicos, ya que con las verduras hay que hacer cuidadosos en extremo. La cáscara es casi siempre la que se queda con la mayor cantidad de pesticidas con que fumigan las comidas y esto no es nada más que un veneno para nuestro cuerpo.

Otra cosa que siempre hago cuando tengo todos los ingredientes sobre la mesa, es agradecer la fortuna de que tenemos de poder acceder a los alimentos que queramos y agradezco con mi corazón a todas las personas que han tenido que ver en el proceso de la producción de lo que le da energía a mi cuerpo.

Preparación

  1. Pelar y picar finamente la cebolla y el jengibre.
  2. La remolacha y la zanahoria las cortaremos en cuadritos luego de pelarlas.
  3. En un sartén calentar el aceite y sofreír la cebolla con el jengibre por 2 minutos.
  4. Luego agregar los cuadritos de zanahoria y remolacha y dejarlos sofreír por otros 4 minutos.
  5. Agregar el Tamari y el caldo de verduras, cocinándolo todo por 15 minutos.
  6. Cuando ya está todo blando, lavar el perejil y picarlo finamente.
  7. En el procesador de alimentos hacer puré toda la mezcla que teníamos en el sartén, agregarle la sal marina, la crema de coco y la pimienta.

Cuando ya esté todo compacto, volver a ponerlo en el sartén pero por corto tiempo, servir en platos hondos y decorarlo con las semillas de sésamo, el perejil y si quieren una corteza de la remolacha.

¡Que la disfruten!

Sopa antioxidante de remolacha, zanahorias y sésamo

El arte de silenciar la mente

Sopa antioxidante de remolacha, zanahorias y sésamo

Patatas rellenas al estilo Hasselback

Newer post

There are 2 comments

Post a comment