Relajación en la Recuperación

Mientras estamos en reposo o semi-reposo es normal que de repente nos entre las ansias después de estar tanto tiempo acostados o en cierta posición. En éstos casos que sientes que te invade el estrés y la desesperación un gran aliado es el ejercicio de relajación, que consiste en suprimir la tensión muscular y mental producida por situaciones prolongadas de estrés y ansiedad que estamos pasando. Podemos lograr ésta relajación mediante técnicas súper sencillas y tomando el control de nuestros pensamientos, al hacerlo lograremos alcanzar un estado de calma y paz interior, éste es el objetivo de la relajación.

Los ejercicios los pueden hacer casi siempre todas las personas, pero en nuestro caso y si estamos en medio de una convalecencia, es requisito que preguntemos al médico sobre ciertos tipos de relajación que nos pueden ayudar según nuestra situación.

Éstos ejercicios de relajación están normalmente indicado para las personas que sufren trastornos de ansiedad o depresión, personas como nosotros que acabamos de ser expuestas a casos de tensión y estrés, trastornos del sueño, dolores musculares u otros síntomas.

rest

Para hacer tu relajación solo tienes que seguir tres simple pasos.

  1. Puedes hacer tus ejercicios de sentado, de manera que tus piernas queden en ángulo recto y ligeramente separadas, apoya tus antebrazos en los muslos y oloca tu cabeza descansando sobre tu pecho, tu cuello debe estar bien relajado. Si no puedes hacerlo sentado, puedes optar por recostarte boca arriba, con las piernas ligeramente separadas y los brazos a lo largo del cuerpo o descansando sobre tu pecho.
  2. Escoge un lugar tranquilo y agradable, sin tanta luz, puedes añadir música relajante si lo prefieres, lo importante es que te sientas cómodo.
  3. Realiza tus ejercicios dos o tres veces al día. Al despertar, a mediodía y por la noche antes de dormir. ¡Verás los cambios rapidamente!divan

Entre los beneficios que notarás en poco tiempo, está:

Disminución de nivel de ansiedad y mayor capacidad para afrontar situaciones de estrés.

 Aumenta la seguridad y la confianza en nosotros.

Tendremos un mejor control de respiración.

 Mejorará nuestra digestión.

 Proporciona un descanso más profundo y de calidad.

Tendremos mayor capacidad para dormir de forma natural mejorando la calidad del sueño.

Notarás resistencia frente a las enfermedades.

Mejorarás la oxigenación de tu sangre.

 Ayudarás a tu cuerpo a tener un mejor equilibrio en la tensión arterial.

 Facilitanrán tu recuperación física y mental.

 Aumentarás tu capacidad de concentración

¿Ahora si te convencí de las mejoras que éstos ejercicios traen a tu cuerpo y mente? ¡Inténtalo! y coméntame en mis redes sociales cómo te fué y los cambios que vas notando en Ti.

Relajación en la Recuperación

Convalecencia: Ejercicios Mentales

Relajación en la Recuperación

Recuperación: Iniciemos caminando

Newer post

Post a comment