¿Que tal si mejoramos los días grises?

En ocasiones, hay días que todo lo vemos más gris, que nada nos gusta, que nos sentimos solos en el universo, que creemos que nada de lo que hemos hecho está bien, que estamos equivocados. ¿Quién no ha tenido uno de estos días? Y eso sin contar que además de todas las cosas que dejamos entrar en nuestra cabeza, están las hormonas y hasta incluso la posición de la luna que definitivamente nos afecta; Imagínense, si afecta los mares, las cosechas, el clima, como no nos va a afectar sabiendo que además nuestro cuerpo está compuesto en más de un 60% de agua.

La realidad es que una mala noticia, las preocupaciones o un problema inesperado puede arruinarnos el día y llevarnos incluso a una depresión total, en donde nos sentimos a veces agotados y sin ganas de seguir adelante. Puede haber muchas razones por las cuales nos sentimos así, pero la única verdad es que nosotros somos los únicos que pueden cambiar esos días grises para ver la vida de otro color.

Cuando tengo uno de estos días, lo primero que hago es ir al BOX, como ya les he contado en otros artículos como:LA MOTIVACIÓN: ESENCIAL EN EL BUEN DEPORTISTA y EL DEPORTE, LA MEJOR MEDICINA, el hacer ejercicio genera endorfinas que en un parpadeo hace que me sienta mejor.

Luego de ejercitarme, vuelvo un poco en mi, veo lo importante que es retarse a uno mismo, amarse y sobre todo me doy cuenta de lo afortunada que soy por todo lo que tengo a mi alrededor. Como les contaba también en mi artículo: 3 MANERAS SIMPLES PARA EMPEZAR A VIVIR UNA VIDA DE GRATITUD, sobre el agradecimiento, esto ayuda a que las ondas electromagnéticas del corazón se estabilicen y generen una energía alrededor nuestro totalmente distinto.

 

Cuando tengo en mi mente algún pensamiento recurrente que yo ya sé que no es constructivo, pero aun así me sigue molestando, elijo la opción de reemplazar este tipo de pensamientos.  ¿Cómo?  Por ejemplo, estoy preocupada porque no se como resolver X asunto y cada vez que intento concentrarme en otro tema, vuelve el asunto a mi. Así que decido que cuando llegue a mi mente ese problema, lo reemplazo por algo que me genere alegría y motivación, por ejemplo pienso en el siguiente cuadro que voy a pintar, o comienzo  a pensar en mi siguiente colección de muebles. Entre más lo practiques cada vez te saldrá mejor, le das tu energía a algo que realmente lo merece y además te enfocas en lo que deseas obtener.

Por último, si las cosas aun siguen grises, hago una lista de todas las cosas que me gustan, de las cosas que he logrado, de las cosas que me dan satisfacción y por supuesto, una vez veo esa lista estoy más segura de los siguientes pasos que deseo lograr.

Y ustedes, ¿Que tips tienen para mejorar un mal día?

 

Catalina Acevedo Mejía.

 

 

¿Que tal si mejoramos los días grises?

El colágeno y sus beneficios

¿Que tal si mejoramos los días grises?

Crema de espárragos

Newer post

Post a comment