Mitos y realidades de la dieta

bread-21444_1920

Hay muchos mitos y malentendidos adjuntos a la dieta saludable y pérdida de peso. Vamos a discutir aquí algunos detalles:

HUEVOS ELEVAN LOS NIVELES DE COLESTEROL:

Como todos sabemos, los niveles altos de colesterol están asociados con la enfermedad cardiovascular. Huevos y especialmente la yema son altos en colesterol. Esto ha llevado a la conclusión de que los huevos pueden ser perjudiciales para la salud del corazón. Esto, sin embargo, es en realidad un mito. La mayor parte del colesterol es producido por el hígado y obtenemos sólo el 25% de los alimentos. Lo que es más, el consumo de grasas saturadas afecta los niveles de colesterol mucho más que el colesterol dietético, especialmente el “malo” LDL-colesterol. Los huevos no son altos en grasas saturadas y por lo tanto pueden ser parte de una dieta saludable, sin aumentar el riesgo cardiovascular.

EL CAFÉ CAUSA DESHIDRATACIÓN:

Los estudios demuestran que el café, si se consume con moderación, no causa pérdida de líquidos. La cafeína puede ser un diurético en cantidades superiores a 250 mg al día (una taza de café sólo contiene aproximadamente 75 mg de cafeína).

HAY ALIMENTOS QUE QUEMAN GRASA:

A menudo escuchamos acerca de diversos alimentos que tienen la capacidad de quemar grasa. El ginseng, té verde, pomelo, chile y muchas hierbas han sido vinculados con el proceso de quema de grasa. La verdad es que a pesar de que hay algunos estudios que muestran que algunos de estos alimentos puede aumentar nuestra tasa metabólica, este aumento es tan pequeño que en realidad hace que casi no haya diferencia. Por desgracia, esto es un mito porque su cuerpo se adapta a los cambios y por lo tanto después de un tiempo no habrá ninguna ventaja metabólica.

ES POSIBLE PERDER SOLAMENTE LA GRASA DEL VIENTRE:

Lamento decepcionarte, pero la verdad es que no hay manera de perder grasa a nivel local. Los datos existentes demuestran que los ejercicios de reducción de punto o de otras técnicas (cremas, cinturones, sauna, etc.) no se basan en la realidad. Estas técnicas no parecen ser eficaces. Las cremas no pueden penetrar en el tejido graso y el ejercicio puede entrenar los músculos, pero no se quema la grasa que se encuentra por encima del músculo. Varias biopsias de tejido adiposo se han hecho para ver si los ejercicios abdominales en realidad reducen el porcentaje de grasa en el abdomen. La conclusión fue que no hay una reducción selectiva del tamaño de las células de grasa en la región abdominal.

LAS COMIDAS FRECUENTES AUMENTAN SU METABOLISMO:

La cuestión de la frecuencia de las comidas es un dogma que simplemente se niega a morir. Aunque hay pruebas desde 1997 que tres comidas al día son igualmente buena opción como seis comidas por día, 18 años después, este viejo dogma todavía está aquí. Un reciente estudio publicado en el British Journal of Nutrition examinó si las comidas frecuentes ayudan a la pérdida de grasa. El estudio comparó 2 dietas que crearon el mismo déficit de calorías. La primera consistió en 3 comidas y 3 meriendas, y el otro consistió en 3 comidas principales. Al final de 8 semanas, la pérdida de peso fue similar para ambas dietas. Lo que es más, la secreción de grelina (hormona del hambre) fue idéntica para los 2 grupos, lo que sugiere que no hubo diferencias entre las 3 y 6 comidas en la regulación del apetito cuando las calorías eran las mismas. En conclusión, comer comidas frecuentes, no es la única solución para la pérdida de grasa. Este hallazgo científico es muy importante para las personas que simplemente no pueden consumir 6 comidas todos los días, a causa de su trabajo o su estilo de vida en general.

Mitos y realidades de la dieta

Smoothie con zumo, frutas y chia

Mitos y realidades de la dieta

Ceviche Peruano

Newer post

Post a comment