Mis acciones son como una catapulta

¿Catapulta yo? o ¿mis acciones? La catapulta es una máquina de guerra antigua que se utilizaba para lanzar piedras o flechas de gran tamaño. He experimentado que definitivamente nuestras acciones son como un arco o una catapulta. Lo que das recibes, bien sea lindo o feo.

En las lecciones con mi maestro de luz, lo he estado viendo, somos un espejo; esto no es nuevo, desde pequeños oímos el viejo dicho de no hagas a los demás, lo que no quieres que te hagan a ti. A pesar de estas advertencias evadimos estas leyes básicas de vida. Pero entre mas reviso y analizo las situaciones de mi vida y de otras personas cercanas a mi, me doy cuenta que somos un efecto dominó. Los adultos acumulamos experiencias negativas que no queremos repetir y ante este miedo de no caer en una segunda equivocación nos convertimos en personas que entregamos un manual de instrucciones y de comportamiento antes de que medio intentemos dar un poquito de nosotros.

Queremos y pretendemos que nos respeten, nos consientan y nos entiendan sin primero darnos a conocer, libres de resentimiento, por esto pienso en la catapulta; lo que damos nos lo regresan, ahí viene lo del espejo, vemos en las personas lo que somos; pero hay oasis, hay personas que te oxigenan. Tengo la fortuna de tener cerca varios, personas con las que mi comunicación fluye, no llegan a tu vida con manual de instrucciones, son personas de fácil trato, son personas en las que confías rápidamente, con las que no ocultas ni finges nada. Esos Oasis producen ilusiones en ti, hacen que confíes de nuevo que veas un sol a pesar de ser un día gris, te llenan de Paz, te oxigenan y borran el mal día que tuviste.

 

CONTENIDO RELACIONADO

Encontrando tu propósito en la vida

 

Lo único constante, es el cambio

La vida es un constante cambio

Mis acciones son como una catapulta

El mejor regalo es ser madre.

Post a comment