Mamá orgullosa

En las noches voy a dormir ilusionada de lo que me espera en el amanecer. Pero antes de eso dialogo con mi hija, ella tiene 15 años y es que pasar tiempo con mis hijos vale oro. En algunas ocasiones escucho la música que pone mi hijo de 19 años en la terraza, la cual está a un metro de distancia del lugar de la casa que frecuento, pero en realidad está a 26 años de distancia de la música que yo escuchaba cuando tenia su edad.

 

Miro mi teléfono y reviso los mensajes de WhatsApp y en primera fila están el grupo de mis mejores amigas, el de buenas noches de mi hija que vive fuera y el de la novia de mi hijo, a quien le advierto de mil peligros que pueden suceder en una noche de sana diversión y soy testigo feliz de lo bien que la pasan.

 

Recuerdo cuando yo tenia la edad de mis hijos, ojalá hubiera tenido toda la información de ellos, tanta confianza depositada y tanto poder de decisión con conocimiento. Escucho la música que les gusta a ellos y me fascina, al igual que la libertad con conciencia que les hemos enseñado.

 

Los envidio pero en buena onda, pues se que son mejores que mi generación. Es por esto que soy una mama orgullosa.

Catalina Acevedo

Mamá orgullosa

Circuito para quemar grasa

Mamá orgullosa

Aguacate al horno con huevo y salmón

Newer post

Post a comment