Lo único constante, es el cambio

¿Por qué la vida cambia?
Al levantarnos cada mañana, abrimos nuestros ojos y damos por sentado que todo está bien a nuestro alrededor, no tenemos a ningún pariente enfermo, no estamos viviendo una tragedia, tenemos  salud, nuestros hijos están bien, algunos incluso, tenemos el privilegio de tener nuestros padres vivos y sanos, entonces creemos que nos merecemos lo que tenemos e incluso, que aún la vida nos sigue debiendo.
Por supuesto tenemos nuestros pequeños tropiezos diarios y luchas constantes que nos hace sentir vivos, pero de repente una llamada cambia todo y tu mundo medianamente tranquilo, se transforma.
En un abrir y cerrar de ojos,  cambia la dinámica de la familia, cambia la sensación de tranquilidad, comienzan las culpas, los porqués. Los arrepentimimentos, las ganas de regresar la vida atrás, haber prevenido ese algo que te hizo cambiar la mirada y que está ahí en tu corazón, entristeciendo tu esencia ya que no depende de ti la solución.  Esto es lo peor, esa impotencia ante lo cambiante que nunca pensaste q ocurriría. Que solo el tiempo tiene el poder de arreglar, solo la paciencia te puede ayudar.
Tienes la opción de buscar el abrazo silencioso que calma el hombro fuerte de tu amigo para llorar hasta que acaben esas lágrimas, ese oído al otro lado del teléfono que te escucha atónito hasta que sientes que tu morral se desocupó y salir de la tristeza porque sabes que no te puedes quedar ahí. La vida es muy cambiante, por eso siempre debemos refugiarnos en costumbres sanas que nos den esa palmadita en la espalda y te digan al oido que eres grande, fuerte y capaz. Viva la vida, a pesar q todo cambie, al fin y al cabo es lo que nos hace más fuertes.
Lo único constante, es el cambio

Jueves de Reflexión

Lo único constante, es el cambio

Encuentro con amigas

Newer post

Post a comment