Las mujeres y el vino

Cada variedad de uva tiene un tipo de vino especifico. Así somos las mujeres, cada una de nosotras tenemos habilidades y características que nos identifican y nos hacen especiales. El vino es un juego de seducción que despierta nuestros sentidos y nuestra memoria. Catar un vino es ver, oler, saborear y tocar; esa es la misión que tienen algunos si nos quieren conocer, aunque la mayoría de las personas se fijan en lo superficial y en la descripción de terceros acerca de nuestras vidas.

 

Todas las mujeres tenemos algo especial, algunas estamos hechas para ver la vida de forma diferente y es por eso que nos relacionamos con el vino. Cada gota, color y olor nos identifican de maneras diferentes, somos: caprichosas, dulces, autenticas, extrovertidas, pacificas, arriesgadas, etc. Dejamos ver la vida sin filtros, sin engaños, sin excusas y sin falsas promesas. Es por esto que a veces debemos enfrentarnos a grandes decepciones que nos hacen mas fuertes cada día.

 

El vino también habla de pasado y presente, de ese tiempo que ya no vuelve, de historias que se reflejan en nuestras manos gastadas, pero lo mas importante es que nos habla de origen y raíces. Nos describe el lugar donde crecimos y también el lugar donde queremos estar. Las mujeres somos especiales y es por esto que el mundo sin nosotras no podría funcionar, definitivamente somos únicas y cada una despierta el sistema sensorial.

Catalina Acevedo

Las mujeres y el vino

Beneficios de la Cúrcuma

Las mujeres y el vino

Parfait: Fácil, rico y nutritivo

Newer post

Post a comment