Hago ejercicio y como sanamente, pero mi peso sigue igual ¿Por qué?

orange-840044_1920

Esto es algo muy común cuando se trata de perder peso. Afortunadamente, lograr perder peso se puede superar con unos simples cambios en tu rutina.

Una pérdida de peso o pérdida de grasa, generalmente no ocurre por muchas razones pero las más comunes son:

Calcular mal su consumo de calorías

Comer más calorías de lo que crees que estás comiendo puede ser una causa. Un seguimiento de las calorías que ingieres en un diario de alimentos, es una manera segura de evitar ese problema; hay muchas revistas en línea y aplicaciones de teléfonos disponibles para realizar un seguimiento del consumo de calorías diaria. Además, junto a calcular mal las calorías, si disminuyes la ingesta de estas, tu metabolismo se ralentiza. Esto es porque tu cuerpo entra en “modo de hambre (inanición)” y repone la grasa para mantenerte. Nunca comas menos de 1.200 calorías por día, ya que tu cuerpo requiere por lo menos esa cantidad para funcionar normalmente. Para mantener tu metabolismo estable y tener la sensación de saciado más tiempo, come seis comidas pequeñas al día y aumenta tu consumo de agua.

Misma rutina de entrenamiento

Hay una idea errónea de que las sesiones de cardio largas queman más grasa. En realidad, el entrenamiento con pesas, así como el entrenamiento de alta intensidad pueden ayudar a  quemar más calorías que hacer cardio. El entrenamiento de alta intensidad requiere más energía para recuperarse, por lo tanto se quema más calorías totales, lo mismos pasa con la construcción de masa muscular, requiere grandes cantidades de energía (calorías) y el músculo necesita más energía para mantenerse.

Además de todo esto, el cuerpo tiene una impresionante capacidad de adaptación a las tensiones, se resiste al esfuerzo y siempre encuentra una manera de quemar menos y menos energía con el mismo ejercicio. La mayoría de personas se adaptan de 6-8 semanas, por lo que cambian su ejercicio regularmente para desafiar e impulsar una mayor pérdida de peso y aumentar la masa corporal magra.

La falta de sueño y el exceso de estrés.

La falta de sueño provoca la liberación de cortisol, la hormona que envía cantidades masivas de energía a los músculos, por tanto ayuda al almacenamiento de grasa. Es recomendable un sueño profundo de 7-8 horas por noche para que el cuerpo pueda recuperarse del ejercicio. El estrés viene en muchas formas, pero todas las fuentes es la misma causa para que el cuerpo produzca cortisol y aumente tus posibilidades de “comer emocionalmente”. Busca maneras de reducir el estrés, como tomar caminatas periódicas fuera de la oficina, la práctica de yoga, pilates o la meditación.

Hago ejercicio y como sanamente, pero mi peso sigue igual ¿Por qué?

Aprendiendo a hacer Falafel

Hago ejercicio y como sanamente, pero mi peso sigue igual ¿Por qué?

Pancakes Veganos y libre de gluten

Newer post

Post a comment