Encontremos la paz

Hoy voy a hablarles del tema más antiguo y vigente de la humanidad y esta es La Paz. La añoramos muchos seres humanos, pero la vivimos pocos en este planeta. La Paz es más que un estado de calma; es un estado de tranquilidad, de paz interior, en un mundo de constantes guerras, de incesantes odios y rencores, de problemas religiosos y terrorismo sistemático, no nos queda más que acudir a La Paz, a ese estado en el que el miedo no se apodera de nosotros y estamos libres.

 

La Paz no es la ausencia de la guerra, La Paz es un estado interior, un propósito que debemos tener cada uno de nosotros y que refleja tranquilidad y emotividad a todo el exterior. La Paz la aclaman naciones enteras, gastan tiempo, dinero en debates y soluciones, pero es súper resbalosa. A veces no la logramos ni siquiera en nuestro hogar, así que debemos pensar en ¿Como será en el Mundo entero?. Como dijo sabiamente el Papa Juan Pablo II “La Conquista de la Paz en todos los niveles esta unida a la conversión de nuestro corazón y a un auténtico cambio de vida”, Cuando los seres humanos sentimos amistad, armonía, igualdad y dejamos de sentir temor, podemos decir que tenemos Paz.

 

Son muchos los elementos que se combaten en el interior del ser humano. El hombre es atraído por muchas peticiones de las que tiene que elegir, renunciar y en escazas ocasiones hace cosas con las que no esta de acuerdo. Es por esto que siente en sí la división interior y a pesar que siempre van a ver problemas que afecten, porque la vida misma trae periodos de grandes dificultades, debemos luchar por la búsqueda permanente de la verdad, la justicia, el amor y la libertad. De esta manera tendremos Paz en nuestros corazones y así reflejarla.

La paz interior de una persona se percibe a metros. Deseo y quiero un mundo mejor con muchas oportunidades, tranquilidad, calma y vida para mí, para mis hijos y para las nuevas generaciones. Por eso propongo que tomemos el tema con responsabilidad.

Recomiendo pequeñas acciones que puedan generar grandes cambios. Orientó hacia la ayuda compasiva y hacia el amor fraterno. Encontremos La Paz como única alternativa a la desesperanza y al temor.

 

Ahora piensa que el cambio se da por uno mismo, así que empecemos a cambiar nuestro mundo desde nuestra posición, lógica y perspectiva, porque este mundo, mi mundo, tu mundo, es el único que tenemos así que vivamos juntos libres y en paz.

Catalina Acevedo

Encontremos la paz

Diferencia entre grasa y músculo

Encontremos la paz

Mousse de maracuyá sin azúcar

Newer post

Post a comment