En búsqueda de la esencia

¿Donde nos quedamos?

Nos quedamos reseteando nuestras vidas… 

Fueron varios meses los necesarios para llegar a ver algunas realidades que antes no percibía, realidades duras, pero finalmente enriquecedoras. 

Voy a aprovechar cada parte de la esencia….. 

Tuve tiempo para descubrir muchas cosas, entre ellas que ustedes los que me leen, son una de mis inspiraciones, son mi hobby preferido. Descubrí que muchas veces las cosas que hice acompañada y que creí que era la única manera de hacerlas, las podía hacer sola, me di cuenta que hay más personas que vibran en el amor que las que no, descubrí que cada paso que doy es como un escalón para seguir creciendo como mujer, descubrirme y reinventarme cada día. Una vez más descubrí que siempre había luchado por lo que quería y que también puedo detenerme y soltar lo que ya no quiero más en mi vida. 

Descubrí que aquello que llamamos equivocaciones, errores, amores fallidos, batallas perdidas, son solamente experiencias que necesitamos para aprender, para conocernos, tenemos tantos prejuicios, estamos contaminados hasta el punto de llegar a crear que está mal la soledad, que la tristeza y el miedo son algo condenable, no vemos que estos procesos a los que nos vemos enfrentados, solo nos van volviendo más fuertes y listos para comenzar con alas que si bien parecen estar rotas, se pueden recuperar cuando deseamos que pase y seguimos avanzando. Si vamos avanzando con la verdad, nos detenemos un segundo y observamos todo lo maravilloso que tenemos alrededor, se acabarán los corazones encerrados, enjaulados, coleccionados o perdidos. Es válido soltarnos de lo que no nos aporta, de lo que nos agota, darnos cuenta que si no te suma, te está restando tiempo en el que puedes dedicarte a crecer, a retarte, a crear. Dejar de lado todo lo que nos hace sufrir por imaginarios sociales que solamente nos hacen daño, salir de lo establecido, probar tus propios límites, solo así puedes conocerte a ti mismo, no puede haber nada más importante que perderte contigo mismo, si alguien logra entender esto, que hermoso que quiera perderse con uno, donde ninguno deba perder su esencia, eso es lo que busco, así como el poema de Mario Andrade “Mi alma tiene prisa”.

“Mi alma tiene prisa porque me siento como aquella niña que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente”

En búsqueda de la esencia

Mis acciones son como una catapulta

En búsqueda de la esencia

Mujeres Empoderadas

Newer post

Post a comment

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.