El mejor regalo es ser madre.

Ser madre es el trabajo más duro del mundo, además viene sin manual de instrucciones, así que no sabemos si estamos haciendo lo correcto. Cada etapa de crecimiento de nuestros hijos es un aprendizaje nuevo. Existen días en los que nos convertimos en psicólogas, cocineras profesionales, diseñadoras, constructoras, enfermeras, profesoras, entre otros.

A veces nos sentimos frustradas, cansadas y agotadas, nos acostados con ganas de tirar la toalla, pero al levantarnos sacamos nuevas fuerzas y empezamos de nuevo con la ilusión de trabajar para que nuestros hijos sean mejores personas.

Aún recuerdo esas miraditas agotadas pero llenas de inmenso amor y curiosidad cuando ustedes nacieron. Cada uno llego en el momento perfecto y adecuado. No ha sido fácil, guiar, proteger, enseñar, confiar en que todo lo aprendido no se valla de repente. No fue fácil, cuando eran bebes de repente todo lo multiplique por tres: fueron tres lavadas de dientes, tres pijamas, tres bañadas, tres comidas, entre otros.

No podía dormir de largo por revisarlos en las noches, mi agotamiento era físico pero mi recompensa era llena de abrazos y besos de boquitas nuevas y auténticas. De niños fue un poco más fácil pero el tener siempre la palabra y la información adecuada ante todas las preguntas que hacían fue muy intenso, pero lo logre.

Hacer que tuvieran disciplina en todas sus tareas y en su diario actuar fue todo un desafío. La adolescencia fue muy dura creo es lo peor de ser mama. Agradezco que en mi caso la sintiera muy fuerte pero corta.

Ahora los veo independientes, capaces, organizados, con metas y retos claros, llenos de grandes planes y expectativas. Sé que mi labor aún no termina, ni terminara nunca, aún falta la punta de la cometa, mi constante protección seguirá por siempre al igual que la guía y el amor incondicional de Mama.

Definitivamente ser mama es lo mejor que nos puede pasar en la vida. A pesar de las dificultades y tropiezos es una labor que solo deja enseñanza y no hay nada mejor que ver a nuestro hijos crecer.

 

Catalina Acevedo Mejía

El mejor regalo es ser madre.

Amigos Incondicionales

El mejor regalo es ser madre.

Mis acciones son como una catapulta

Newer post

Post a comment