Diciembre es felicidad

Diciembre es una época definitivamente para pensar en muchas cosas. La sola idea de que es la fecha para encontrarse con la familia, celebrar las festividades, planear el siguiente año y además tener un poco más de tiempo libre, es algo que incita a que por nuestra mente pasen una infinidad de temas.

Te puede interesar: no dejes que nadie controle tu vida

Cuando tenemos en nuestra cabeza tantos pensamientos y estamos preocupados por el pasado o por el futuro, nos alejamos irremediablemente del presente, llega la angustia de decidir cómo vamos a comprar regalos, qué vamos a comprar y nos olvidamos de lo que realmente importa, vivir el presente junto a la gente que nos ama y que amamos.

Es entonces donde tenemos la oportunidad de ser conscientes de que si podemos elegir los pensamientos que rondan por nuestra cabeza, ya que son estos los instrumentos que utilizamos para llegar a donde realmente queremos.

No siempre es sencillo, ya que llevamos mucho tiempo actuando en ¨piloto automático¨, estamos llenos de viejas creencias, de miedos y de la idea de que tenemos que controlarlo todo, pero en el momento en que elegimos cambiar esto, podemos lograrlo.

propósitos Catalina

Uno de los trucos que he aprendido para poder centrarnos en el presente es el agradecimiento, en el momento en que nos hacemos conscientes de todo lo que tenemos en este preciso instante y agradecemos a la vida por lo que nos da, las oportunidades que hemos tenido y la gente maravillosa que nos rodea, inmediatamente hasta nuestro pulso cambia, este ejercicio nos hace ser observadores y logramos sentirnos afortunados por tanto amor a nuestro alrededor.

Cuando cambian nuestros pensamientos, podemos sin duda modificar nuestro presente, cuando estoy entrenando también me pasa en algunas ocasiones que llega a la cabeza una voz que tal vez me hace dudar ¿lograré esto? ¿lograré lo otro? Inmediatamente debo cambiar el pensamiento, tener seguridad en mi misma, tener confianza en lo que ya he aprendido y saber que voy a lograrlo.

Es un reto donde tengo que tener mi mente en blanco, alejarme de las preocupaciones que pueda tener, hacer focus en mis movimientos, cualquier error puede generarme una lesión, así que es un reto conmigo misma, además el resultado sea cuál sea me va a dar felicidad ya que ésta es mi pasión que me oxigena, en muchos sentidos.

Recordemos que lo más importante siempre, es dar el primer paso, por más pequeño que sea, si nos concentramos en el hecho de que estamos dispuestos a aprender, agradecer y vivir el presente todo nos puede suceder y podemos llegar hasta donde nos lo imaginemos. Aprovechemos estos días para ejercitar nuestra mente, seleccionando en que queremos pensar y en que no, concentrémonos en lo que está sucediendo ahora y agradezcamos por que el poder para cambiar aquello que no nos gusta,  está solo dentro de nosotros mismos.

 

Catalina Acevedo

 

Diciembre es felicidad

Arroz con leche rico y saludable

Diciembre es felicidad

mermelada de mora sin azúcar

Newer post

Post a comment