Contagiémonos del buen humor

El buen humor, anda muy escaso por estos tiempos tan complicados y estresados. Personalmente me levanto feliz de estar viva y de haber descansado, porque amo dormir. Luego al ver los ojos de mi pequeña “Roomate” (mi hija) se ilumina mas mi vida. Pasan las horas y en mi entorno Crossfitero y hay muy buen humor, sobre todo después de estos pesados entrenamientos que si no te matan te hacen mas fuerte. Gracias a Dios y a mis súper coachs.

Cuando ya estoy en mi diario caminar, me contagio de las personas que se notan felices y tranquilas a pesar de tener historias como todos las tenemos. Siempre con buen humor y que con un simple chiste o una buena palabra te alegran la vida y ponen a volar tu imaginación.

Es de verdad fácil hacernos el día mas divertido, imitemos a las personas de buen humor y además gocemos y burlémonos de nosotros mismos. Cuantas veces nos acordamos de situaciones donde fuimos nuestro propio payaso. Esta comprobado que al reír se activan muchos músculos que no se activan con la gesticulación diaria.

No importa que nuestra vida no este completa, que tengamos muchas metas y pocas cumplidas, siempre habrá tiempo para cumplirlas. No importa que estemos en un mal día, al contrario si algo malo te paso se te olvidara cuando le des cuerda a tu buen humor.

Siempre me quiero contagiar de la inteligencia y buen humor para así reflejarla.

Catalina Acevedo

Contagiémonos del buen humor

Bowl de acaí

Contagiémonos del buen humor

Cheesecake de frutos rojos sin azúcar

Newer post

Post a comment