Autenticidad y perseverancia.

Las mujeres que somos intensas, lo damos todo. Cuándo nos ponemos la camiseta por lo que sea: mujer deportista, competidora, trabajadora, hermana, amiga, pareja. Lo damos todo. Eso me encanta, porque quiere decir que cuando renunciamos a algo o a alguien, sabemos que lo hecho todo.

 

Yo he renunciado a muchas cosas, a un trabajo que le luché por años y me di cuenta que estaba estancada, a una situación en la que me di cuenta que era el baile de los demás y no el mío, a un entrenamiento que hice por años y lo reinventé mil veces y siempre tuve el mismo resultado y lo peor no notaba cambios.

 

Renuncie a vivir en mi país. En fin si miramos nuestras vidas estamos llenos de constantes renuncias y en ellas equivocaciones. Mucha gente dice que no siempre se gana, pero la verdad es que no hay mejor ganancia que el aprendizaje y haberlo intentado todo. Cada vez que me he ido he tenido la seguridad que di lo mejor de mí. Cuándo comencé a sentirme distinta o a actuar diferente ante esa situación fue porque ya lo había hecho todo, ya había llorado, ya estaba haciendo mi duelo dentro de esa situación y solo estaba esperando a tener valentía para quitarme ese zapato apretado que estaba en mi vida.

 

Duele mucho darse cuenta que has perdido tiempo y que te enfrentaras a un fracaso, y en esas renuncias no solo dejas las situaciones, también personas que fijo se quedarán en tu corazón pero que ya no están presentes en tus nuevos caminos. En ese nuevo camino te sientes inseguro, incrédulo, pesimista y como los seres humanos nos gusta aferrarnos a lo conocido, preferimos seguir en esa situación, trabajo, relación, etc, que nos causa dolor o infelicidad con tal de no estar “solos” o con tal de no aceptar que nos rendimos y aceptar este fracaso gigante que se nos viene encima, la tan sonada zona de confort.  Pero en ese momento es donde de pronto hemos perdido batallas pero no la guerra. La guerra por cumplir nuestras metas; teniendo el valor, la energía, la motivación y el amor por lo que queremos lograr y lo más importante siendo muy auténticos. Separa tiempo para conocerte y enfócate en tu propósito no hay nada que no puedas lograr con pasión y perseverancia.

 

“Ser solo tú mismo en un mundo que día y noche hace todo lo posible para que seas como todos los demás significa librar la batalla más difícil que un ser humano puede luchar. Nunca dejes de luchar” e.e. cummings.

Catalina Acevedo

Autenticidad y perseverancia.

Reebok Crossfit Games Open 2018

Autenticidad y perseverancia.

Rollos de pepino con salmón

Newer post

Post a comment